Vianóleo innova en aceites a través de los antioxidantes del tomate

El próximo año sacará al mercado una línea cosmética basada en sus aceites de oliva

Elisa Navas
09/12/2013 - 8:00 h.
Vianóleo innova en aceites a través de los antioxidantes del tomate
Los hermanos Antonio y Víctor López Mediero a las puertas de la factoría de Vianóleo en Don Benito / Carlos Pino

A los hermanos Antonio y Víctor López Mediero les llamó la tradición familiar oleícola y crearon en 2005 Vianóleo, comercializadora dedicada a la producción y venta de aceites de alta gama en los que el tomate tiene un papel estelar. «No queríamos ceñirnos solo a producir un buen aceite de oliva virgen extra, cosa que hacen muchas otras empresas, sino que desde el principio vimos que había que innovar para diferenciarse de los demás, ofrecer algo distinto», explica Antonio López Mediero, socio y director técnico de la empresa familiar. Y ese punto de distinción lo encontraron en algo tan común en la dieta mediterránea como el tomate y más concretamente en uno de sus ingredientes, el licopeno, con conocidas propiedades antioxidantes, anticancerígenas y preventivas de enfermedades cardiovasculares, entre otras.

Así nació un maridaje embotellado en pequeñas y coquetas botellas de un cuarto y medio litro de aceites de oliva con licopeno, que si bien en un primer momento tuvo como destino un exclusivo mercado gourmet, ahora ha abierto la puerta a la gran distribución y ya en España se puede encontrar, por ejemplo, en El Corte Inglés.

Vianóleo ha colaborado con centros de investigación universitarios para desarrollar este producto único y con una cuidada presentación, «puesto que intentamos innovar tanto en contenido como en continente», apunta el empresario. En este sentido, López Mediero señala que el organismo humano «solo absorbe el 3% del licopeno ingerido, pero cuando lo mezclamos con el aceite de oliva se asimila el 95%, en un proceso conocido como bio-disponibilidad». Esta alta absorción motivó que la empresa decidiera también vender el «concentrado» en forma de grageas en farmacias de la Unión Europea. Añade que el aceite enriquecido con licopeno se produce a través de un proceso de fluido-mecánica, es decir, se extrae directamente de la carne del tomate de forma natural, sin disolventes, en un procedimiento patentado mundialmente.

Y en este romper esquemas, la empresa familiar también ha sido pionera en mezclar variedades de aceitunas, como correzuelo con arbequina, aunque trabaja con otras como manzanilla cacereña, verdial y picual. Otro proyecto innovador de Vianóleo para el año próximo es lanzar una línea cosmética basada en sus aceites de oliva.

La firma, con sede en Don Benito, gestiona 320 hectáreas de olivar, 30 de tomates y otras tantas de almendras y cereales, en unos terrenos propiedad de la familia materna. De ellas se extraen 2 millones de kilos de aceitunas anuales que producen 400.000 kilos de aceite de oliva virgen extra. La producción tomatera —2,5 millones de kilos— va íntegramente a la agroindustria. Actualmente, el 75% de sus ventas procede del mercado exterior. Japón, China, países nórdicos, Alemania, Francia, Estados Unidos y Canadá son los mercados preferentes.

Vianóleo inauguró el pasado año una nueva almazara con los últimos avances tecnológicos y capacidad para molturar 120.000 kilos, en la que invirtió 1,5 millones de euros. Su facturación en 2012 fue de 600.000 euros, cifra que prevé aumentar hasta los 750.000 al cierre de este ejercicio.

blog comments powered by Disqus