Veravic invierte 12 millones para consolidar su liderazgo en carne de ave

En sus instalaciones se pueden sacrificar 350.000 aves a la semana

Elisa Navas
15/07/2013 - 12:47 h.
Veravic invierte 12 millones para consolidar su liderazgo en carne de ave
La filial Disavasa está ampliando su planta de despiece

La innovación y el control de su producto, desde la cría al sacrificio, son los ejes en los que el grupo extremeño Gestión y Desarrollo Avícola VMR basa su negocio, lo que lo ha convertido en referente del sector productor de pollo en España.

Aunque sus socios llevan más de 60 años en este segmento de la alimentación, no es hasta 2009 cuando se produce la integración de las tres empresas que hoy conforman el grupo VMR, propiedad de las familias Vázquez, Moreno y Rodríguez: Veravic (productora), Disavasa (distribuidora y comercializadora) y Los Ángeles (logística).

Actualmente, el grupo mantiene una plantilla de 250 personas y factura 65 millones de euros (a cierre de 2012), con la previsión de incrementar un 7% esta cifra en este ejercicio.

La firma tiene una capacidad para sacrificar 350.000 aves a la semana, cantidad que podría subir hasta las 450.000 cuando se complete el segundo turno. El destino de la carne se reparte entre cuatro canales de distribución: minorista (55%), horeca  (20%), industria (20%) y otros (5%).

El empeño por mejorar los procesos se ha traducido en los dos últimos años en unas inversiones por valor de 12 millones de euros, la mayor parte  realizadas en los últimos meses. En concreto,  la filial Disavasa se encuentra inmersa en obras de ampliación de la planta de despiece y envasado que, con tres millones de inversión, estará operativa tras el verano. Parte de esta cifra se ha destinado a mejorar las instalaciones para productos congelados y a aumentar su flota de camiones, que ya suma 25 vehículos.

Sin embargo, la inversión más cuantiosa —superior a los 8 millones de euros— se realizó el pasado año con la apertura de una fábrica de piensos destinada al autoconsumo y con capacidad para producir hasta 800 toneladas diarias. La instalación se levantó, según Rafael Rodríguez, responsable de ventas del grupo, para suministrar a los granjeros asociados la alimentación de los pollitos, que el propio Grupo compra, pero cuya crianza encarga a los ganaderos que, una vez criados, los devuelve a sus dueños para su sacrificio y comercialización.

VMR tiene a un centenar de granjeros asociados, de los que la mayoría procede de Extremadura, si bien también mantiene acuerdos comerciales con productores de Toledo y Ávila. Con ello consigue vigilar todo el proceso.  «Para nosotros es fundamental controlar la trazabilidad del producto para conseguir la excelencia en la calidad», explica Rodríguez.

Además del producto en fresco,  VMR también oferta congelado para la industria y el canal horeca (hostelería, restauración y catering). Rodríguez señala que la empresa «ya está abriendo el negocio hacia el minorista».  Recientemente, la compañía ha modernizado las instalaciones para el procesado del congelado incorporando un nuevo paso, el denominado sistema de congelación rápida individual, (IQF por sus siglas en inglés), que garantiza que una vez descongelado el producto conserve toda su textura, valor nutritivo y sabor.

blog comments powered by Disqus