See & Touch instala en casas de todo el mundo salas de cine privadas

La empresa de Marbella está especializada en esta oferta exclusiva para el ocio doméstico desde los años 80 y hace instalaciones a medida desde 15.000 euros

E. FREIRE / Sevilla
23/03/2016 - 8:00 h.
See & Touch instala en casas de todo el mundo salas de cine privadas
Una de las salas de cine diseñadas y montadas por See & Touch /ABC

Ver la última de DiCaprio en una sala de cine personalizada y en tu propia casa es una opción que cada vez se está imponiendo más en los hogares a la última. Una de las empresas especializadas en este tipo de instalaciones a la carta para particulares es malagueña y fue de las pioneras de este mercado en España. Instalada en Marbella desde 1988, See & Touch empezó como distribuidor de Bang & Olufsen, la firma danesa de equipos audiovisuales de alta calidad y diseño exclusivo, que hoy sigue siendo su principal reclamo en el local de 400 metros cuadrados que tiene en Puerto Banús. Muy pronto se proyectó hacia el mundo de las salas de cine y hoy está presente en el mercado internacional con sus montajes adaptados para viviendas, y también para negocios e instituciones.
Desde Barbados, a Moscú, pasando por Londres, Niza, Nueva York o Ibiza, los montajes de See & Touch están por todo el mundo; y, por supuesto, también en Andalucía, donde muchos turistas afincados en Sotogrande o La Zagaleta ven en familia los estrenos cinematográficos o la Fórmula 1 en un ambiente de palomitas creado por la firma del matrimonio formado por Maite Pueyo y León Naftaniel.
Un amplio catálogo de marcas punteras del mundo audiovisual y la iluminación, como Lutron o Arquitectura Sonora, están detrás de sus diseños. Desde 2010, See & Touch Marbella también fabrica sus propias butacas con materiales de alta calidad, como aluminio y fibra de carbono, y diseñadas ergonómicamente.  “La decoración es esencial para sentir la emoción de estar en una auténtica sala de cine. Por ello tenemos un equipo de carpinteros, electricistas y decoradores que están entrenados para trabajar juntos en un espacio y tiempo reducido”, explica Filip de Ruyck, director de Marketing de la firma.
Las soluciones que se ofrecen van desde salas de cine integradas en el salón de la casa a partir de 15.000 euros, a espacios dedicados al ocio que pueden llevar lo que quiera el cliente, desde un bar a una mesa de billar, a partir de 35.000 euros.
La combinación de decoración y electrónica la consigue un equipo de 40 personas, formado por instaladores, electricistas e ingenieros especialistas en imagen y sonido, que hacen las instalaciones in situ.
“Nos llaman desde todas partes el mundo y nosotros nos desplazamos al lugar para realizar la idea del cliente. Trabajamos sobre plano con el arquitecto”, señala Filipde Ruyck.
La compañía malagueña también realiza la preinstalación en nuevas urbanizaciones como opción de calidad para los inquilinos.

blog comments powered by Disqus