Polisur entra en el gran mercado de las tarrinas para berries

La empresa de Lepe invertirá 20 millones en la primera planta andaluza de envases para fresas, frambuesas, arándanos y moras, que levantará junto a los campos de cultivo

E. FREIRE / SEVILLA
30/05/2016 - 12:51 h.
Polisur entra en el gran mercado de las tarrinas para berries
Trabajadoras de Polisur en la planta de embalajes de corcho blanco de Lepe / ALBERTO/DÍAZ

En Huelva se consumen 1.000 millones de tarrinas de plástico para envasar frutos rojos en cada temporada, un mercado gigante que hoy copan fabricantes valencianos, catalanes, franceses e italianos. La empresa onubense Polisur ha decidido entrar en este suculento negocio con una fuerte inversión para producir los pequeños recipientes en dos tipos de materiales: tereftalato de polietileno (PET) y polipropileno (PP), muy utilizados en el embalaje de alimentos. Para ello construirá la primera planta de Andalucía dedicada a esta actividad, que estará estratégicamente situada en Lepe, en medio de los campos de cultivo de fresas, arándanos, frambuesas y moras, las mini frutas rojas y moradas conocidas como “berries”. En la etapa inicial podrá fabricar hasta un millón de tarrinas diarias.
“Este es un mercado muy competitivo en el que se trabaja con unos márgenes muy pequeños, que se compensan porque se mueve una ingente cantidad de envases”, explica José Luis Fernández, fundador y gerente de Polisur. La primera fase estará terminada en otoño próximo y supondrá una inversión de 7 millones de euros. El proyecto completo requerirá unos 20 millones de euros y estará culminado en el plazo de unos cinco años.
“Es una instalación compleja que requiere una gran inversión. Cada máquina de moldes cuesta unos 100.000 euros y hay que comprar muchas”, señala el empresario. La factoría onubense producirá láminas de PET continuas que se enrollan en bobinas para luego pasar por un proceso de “termoformado” hasta convertirse en tarrinas de diferentes formatos.
Las nuevas instalaciones ya se han empezado a construir junto a la actual factoría de Polisur, dedicada a la fabricación y distribución de envases y embalajes elaborados en otro material, el poliestileno expandido (EPS), conocido también como poliespan o corcho blanco. En este segmento, la empresa onubense, que facturó 12 millones de euros en 2015, ofrece 600 referencias, entre las que destacan los envases para pescados y mariscos, los semilleros, recipientes de helados, neveritas, botelleros —que tienen un gran mercado en romerías como las del Rocío—, embalajes especiales para electrodomésticos y ordenadores y hasta cascos de moto. Para este año, la previsión de la compañía, que está presente en España y Portugal, es crecer en facturación en torno a un 16%.
En las instalaciones actuales de Polisur trabajan 120 personas y se calcula que con la nueva factoría la plantilla de la compañía se duplicará.

blog comments powered by Disqus