Pastelerías Roldán entra en los países árabes de la mano de un socio saudí

La firma cordobesa abrirá una tienda en Riad mientras amplía franquicias en España

Encarna Freire / Sevilla
27/04/2015 - 12:57 h.
Pastelerías Roldán entra en los países árabes de la mano de un socio saudí
Una de las tiendas de Pastelerías Roldán en Córdoba /VALERIO MERINO

Los hermanos Roldán aprendieron el oficio de pasteleros en su pueblo natal —Almodóvar del Río—, en un obrador vecino a la casa familiar. José Antonio, Francisco y Pedro compaginaron estudios con esta primera vocación profesional que, a la postre, ha proyectado su apellido al olimpo de las mejores marcas dulceras españolas. La consagración les llegará en otoño próximo, cuando las tartas, bizcochos, hojaldres y demás especialidades del recetario Roldán se empiecen a vender en Arabia Saudí, un país “muy goloso” donde tienen vitrina los mejores pasteleros del mundo, según destaca Francisco Roldán, gerente de la firma cordobesa. “Esto es como jugar en tercera división y que te fiche alguien de primera”, señala. “Es increíble que en un país con temperaturas tan altas se consuma tanto chocolate“, destaca sobre los consumidores árabes. Precisamente, una tarta de cacao que evoca a la Sacher vienesa, “pero sin mermelada”, es uno de los postres más adictivos de Roldán.
Una familia de empresarios saudíes dedicada al negocio de la construcción ha abierto las puertas del mercado árabe a las confiterías cordobesas. Estos inversores desarrollarán la enseña andaluza en el país árabe con un contrato de masterfranquicia. “Nosotros les vendemos nuestro know-how y desplazaremos hasta allí a personal nuestro”, explica el empresario.
Tras dos años de trabajo, la primera tienda piloto abrirá en Riad en otoño próximo. En el debut, Pastelerías Roldán se integrará en un proyecto más amplio que aúna tres conceptos en un mismo edificio: la pastelería, un restaurante español y una heladería. La previsión es llegar a nueve establecimientos en cinco años en el país. Jeddah, la gran ciudad portuaria a orillas del Mar Rojo, será el segundo destino.
Pero antes de llegar a la península arábiga, Pastelerías Roldán ha ido alcanzando metas en el mercado español. El salto a Córdoba capital con cafetería propia, en 1988, fue un paso decisivo para los hermanos Roldán. Actualmente, la cadena tiene 22 tiendas, 14 propias (13 en Córdoba y una en Fuengirola) y 8 franquiciadas (una en Almodóvar del Río, dos en Sevilla, dos en Albacete, una en Madrid y otra en Bilbao). A ello se suman espacios en establecimientos de El Corte Inglés.
La empresa cordobesa facturó 9,8 millones de euros en 2014 y ha crecido un 11% en el primer trimestre de este año. Con 215 trabajadores (entre empleados a jornada completa y partida), el negocio consta de tres patas: las tiendas, que desarrolla la filial “Calidades de Artesanía C. M. M.”; el obrador “Pastelería Roldán Hnos.”; y “Regañá”, con una fábrica de tortitas de pan extra finas en la localidad de Encinarejo, que vende también a Estados Unidos. Antonio Roldán, primo de los fundadores, regenta este último negocio incorporado el grupo.

blog comments powered by Disqus