Nature Life Extremadura crea un proyecto agrícola para preservar la dehesa

También produce 735.000 toneladas de arroz que vende a Ebro Foods

Elisa Navas
07/10/2013 - 17:35 h.
Nature Life Extremadura crea un proyecto agrícola para preservar la dehesa
Los gemelos José y Manuel Fernández, propietarios de Nature Life Extremadura. FOTO: CARLOS PINO

Los hermanos José y Manuel Fernández, propietarios de Nature Life Extremadura, además de ser gemelos, han tenido también una andadura profesional paralela. Pasaron de ser ingenieros agrónomos dedicados a la auditoría de calidad agroalimentaria y a los recursos laborales, a cultivar frutales con hueso y arroz en la finca familiar ubicada en Acedera (Badajoz), que alberga encinas de 500 años de antigüedad.

Desde un primer momento hicieron del respeto al medio ambiente su santo y seña y del mantenimiento de las encinas, su argumento principal. Aseguran que sus cultivos son ecológicos, sin pesticidas ni abonos inorgánicos que dañen al medio ambiente,  por lo que la calidad de la producción es «inmejorable». Por esta manera de entender la agricultura se han convertido en «proyecto prioritario» para el Gobierno extremeño.

Acorde con la PAC
José Fernández, que ejerce de director técnico de la empresa, explica que las nuevas líneas de la Política Agraria Comunitaria (PAC) se encaminan a productos cada vez más saludables y a la máxima conservación de la Naturaleza. «Somos la primera empresa europea en fusionar ambas líneas, lo que en un futuro será de obligado cumplimiento en la Unión Europea», subraya.

La explotación de 105 hectáreas de arroz produce anualmente una media de 735.000 kilos en sus variedades de redondo y largo, una cosecha que vende íntegramente al grupo Ebro Foods, con el que la empresa extremeña mantiene una relación comercial estable.

Los frutales (melocotón, nectarina, paraguayo y ciruela) se reparten en 25 hectáreas que hasta la fecha dan alrededor de 125.000 kilos. No obstante, José Fernández apunta que si bien la producción actual es de unos 5.000 kilos de fruta por hectárea, en poco más de un año aumentará hasta los 30.000 kilos.

La proyección de Nature Life Extremadura pasa por incrementar la superficie de frutal hasta las 200 hectáreas en los próximos 15 meses para  poder constituirse en Organización de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH). «Eso nos posicionaría mejor en el mercado y conllevaría la creación de nuestra propia central de compras con la que poder comercializar nuestros productos», señala el empresario. Estos proyectos supondrán una inversión de casi 4 millones de euros, según los cálculos de la empresa.

Además de aumentar la producción en España, la empresa mira a países sudamericanos para establecerse. Ya ha mantenido contactos en Bolivia, una de cuyas zonas tiene una climatología similar a la extremeña, para cultivar frutales con hueso.

Otras opciones pasan por Argentina y Chile. De esta forma, podría mantener una producción constante durante todo el año al crecer los cultivos en distintos hemisferios. Para este crecimiento, Fernández está en proceso de búsqueda de socios, por lo que hace un llamamiento a la inversión privada para que aporte capital al tratarse de cultivos muy rentables».

Otra de las singularidades de esta firma agrícola es que el 100% de su cosecha de frutales se exporta. «Vendemos toda nuestra producción a Brasil, Rusia y Alemania por ser países donde se aprecian y se pagan los productos ecológicos y de calidad, como los nuestros», señala Fernández.

No obstante, afirma que su producto no es más caro que otro procedente de la agricultura tradicional. Actualmente, Nature Life Extremadura tiene externalizada la venta de sus productos a través de la empresa Tany Nature S.A.

blog comments powered by Disqus