Mr. Boho viste los ojos de medio mundo con sus gafas de sol

Esta marca joven de gafas y relojes aumenta un 35% su facturación en 2017 con respecto al año pasado y busca nuevos productos para continuar su expansión mundial

M. Moguer
11/06/2017 - 7:30 h.
Mr. Boho viste los ojos de medio mundo con sus gafas de sol
Los socios de Mr.Bboho Daniel alberola y Eduardo Jones

Cuatro amigos, 8.000 euros y una corazonada: las gafas con cristales de espejo de colores iban a ser la gran tendencia en el mundo de las gafas de sol. Con esos ingredientes se funda Mr. Boho hace ahora cuatro años, en el verano de 2013. El sevillano Daniel Alberola se unió entonces a Eduardo Jones y otros dos socios inversores. Cada uno puso 2.000 euros y con ese capital han conseguido facturar más de tres millones de euros al año. Y lo que es más difícil, ser rentables desde la primera semana de vida de la empresa.
Cuando en 2012 Jones comentó a sus amigos que creía que las gafas de sol con cristales de colores iban a ser una tendencia, ellos le creyeron. Tenía fama de saber siempre qué sería lo siguiente en estar de moda. «Se marchó a Italia a ver fábricas, porque lo que veíamos aquí no nos convencía», explica el CEO de Mr. Boho, Daniel Alberola. «Allí dimos con el producto y el diseño que queríamos y nos trajimos 600 gafas de sol», recuerda.
Aquel primer pedido de 600 gafas fue el comienzo de una maratón de ventas a toda velocidad. Esa remesa encontró dueño en dos semanas. Compraron otras 600 y las tenían vendidas antes de que llegaran a España, así que aumentaron el pedido a 2.000, luego 5.000… Todo se vendía según llegaba. «Vendimos 10.000 unidades en cinco meses», presume Alberola.
El producto funcionaba. Pero la suerte también jugó su parte. La hija de Isabel Preysler, Ana Boyer, lució una de sus gafas y la sacaron en la portada la revista «Hola». Eso disparó las ventas (aún más) de Mr. Boho. Pero el secreto de esta marca, explican, no está en las portadas de las revistas del corazón. Ellos tienen un modelo de negocio que fía su éxito al offline. «Solo vendemos el 20% en Internet por ahora», explican.
En Mr. Boho funcionan con los representantes de toda la vida, que les van colocando el producto en cientos de puntos de venta en todo el mundo. Con esta estrategia buscan dos cosas: por un lado, atender al óptico, conocer su mundo y así poder responder mejor a las necesidades del mercado. Por otro, diferenciarse de sus posibles competidores. «Siempre nos preguntan por Hawkers, pero no somos lo mismo; ellos venden casi todo por la web y son una marca casi 100% digital», explica Alberola.
De cara al futuro, el plan de Mr. Boho no es quedarse solo en la venta de gafas de sol (con el que facturan el 80% de su cuenta de resultados), sino seguir explorando el mundo de los relojes y añadir más líneas de negocio. Aunque lo intentaron con la marroquinería y los zapatos, finalmente se han decantado por una evolución lógica y desde 2018 quieren vender también monturas para gafas de ver.

blog comments powered by Disqus