Movilex quiere forjar un campeón del reciclaje industrial en el Sur de España

El cumplimiento de las normativas comunitarias en materia de reciclaje va a multiplicar su actividad

Elisa Navas
15/04/2013 - 12:42 h.
Movilex quiere forjar un campeón del reciclaje industrial en el Sur de España
Trabajadores en las instalaciones de Movilex

En tan solo cuatro años Movilex —con sede social en Mérida— ha conseguido convertirse en un referente del recicaje industrial en el Sur de España. Se constituyó en 2009 cuando ya la crisis económica hacía estragos, promovida por Proagar (compañía de la familia García-Torremocha Checa). Desde entonces, ha pasado de tener seis empleados a 37; compra residuos en otros países europeos y exporta a Asia y África.

La compañía cuenta hoy con tres líneas de negocio: vehículos (Movilex Card), aparatos eléctricos y electrónicos (Movilex RAEE) y reciclaje de metales férricos y no férricos (Movilex Metal). Según declara Luis García-Torremocha, director general del grupo, actualmente se recicla entre el 85 y el 90% de los componentes de un vehículo (cifra que puede subir hasta el 93% si se trata de aparatos eléctricos y electrónicos).

Hoy la empresa trata 2.300 toneladas de diverso material, cantidad que podría llegar a las 3.000 toneladas cuando finalice el año (según las previsiones que maneja y que se sustentan en un aumento del 25%). García-Torremocha indica que la crisis ha provocado que en estos momentos se recojan menos vehículos en comparación con años anteriores «al haberse estancado las ventas de automóviles». También ha sufrido un descenso importante la llegada de viejos electrodomésticos.

Aún así, se trata de un negocio con mucho recorrido, como demuestra el hecho de que actualmente España recicla entre 2 y 3 kilos por habitante y año de aparatos eléctricos y electrónicos, frente a los 12 kilos de Alemania y los 18 de los países nórdicos. «Una cifra que tendrá obligatoriamente que subir a finales de año hasta los 4 kilos para cumplir la cuota exigida por la normativa comunitaria», apunta. En todo el territorio nacional apenas hay diez empresas que se dedican a esta actividad «en un mercado creciente con un potencial importe». Movilex exporta el 35% de los componentes ya reciclados a países europeos, asiáticos y africanos.

Para este ejercicio la empresa tiene previsto invertir 2,2 millones de euros en la compra de maquinaria de última generación para sus instalaciones de 16.000 metros cuadrados en Lobón (Badajoz). Parte de este montante irá destinado a su departamento de I+D.

La familia García-Torremocha tiene sus raíces en tierras pacenses y una vocación empresarial heredada de su padre, José Luis, dedicado al mundo agrícola y presidente asimismo de Proagar (promotora de Movilex).

El pilar de la empresa «son las ganas de hacer algo distinto en un sector muy joven en Europa». Con esta premisa, ya está mirando al exterior y su próximo gran reto será abrir una filial fuera de nuestras fronteras.

Diversificación
La primera en operar fue Card, centrada en la gestión y reciclaje de turismos y vehículos industriales y que abarca desde su descontaminación, a la extracción de baterías y líquidos contaminantes, así como al aprovechamiento de piezas para su posterior venta. Actualmente se recicla entre el 85 y el 90% de los componentes de un vehículo, cifra que puede subir hasta el 93% si se trata de aparatos eléctricos. El reciclado de estos objetos constituyó la segunda rama del negocio, operativa desde enero de 2012.

blog comments powered by Disqus