Mata ampliará su fábrica de Alcaudete para abordar el mercado exterior

La empresa familiar que inventó la hojaldrina ha llegado a la quinta generación

Encarna Freire / sevilla
02/03/2015 - 8:00 h.
Mata ampliará su fábrica de Alcaudete para abordar el mercado exterior
Carlos Mata Úbeda el creador de la hojaldrina, sostiene, orgulloso, uno de sus premios / ABC

Una gran parte de la historia de Productos Mata (118 años) la cuenta en primera persona su presidente y administrador único, que cumplirá 88 el próximo marzo y sigue llevando el timón, apoyado ya en sus hijos y nietos. Carlos Mata Úbeda es el inventor de la «hojaldrina», un dulce navideño que ha tenido muchos imitadores, pero al que solo Mata puede apellidar así por ser marca registrada. Zumo de naranja y aroma a vino son los secretos de esta receta tradicional, hecha a base de manteca, harina y azúcar.

El empresario representa la tercera generación de la firma familiar, que fundó su abuelo, Leandro Mata, con su obrador de confitería junto a la tienda de comestibles de la calle Llana de Alcaudete, en Jaén. Su padre, Carlos Mata, impulsó el negocio sumando las conservas vegetales, primero solo con los famosos melocotones del terreno en almíbar.

Tiene enmarcada en su despacho una frase de Confucio: «Si amamos lo que hacemos, nunca será un trabajo». Su secreto, nos revela Carlos Mata Úbeda, es «mantener la ilusión», un regla que no le deja tiempo para envejecer, bromea. Con 21 años perdió a su padre y tuvo que hacerse cargo de la empresa, a la que, desde el principio, le dio su impronta con hallazgos como las habitas fritas en aceite de oliva y la hojaldrina, que lanzó en 1949 y que hoy siguen siendo los emblemas de la casa.

«Las mejores mantequerías de Madrid nos compraban los productos, cada día vendíamos más y el obrador se nos quedó pequeño. Un hermano mío y yo vendimos unas finquitas que habíamos heredado e invertimos en la primera fábrica a las afueras del pueblo». Eran los años 60 del siglo pasado. Junto a estas instalaciones dedicadas a los dulces, más tarde Mata construyó otra factoría para las conservas vegetales.

Tras las habitas baby y los espárragos verdes, el último lanzamiento ha sido el tomate frito. «Nuestro tomate ha tenido un éxito extraordinario, hasta puedo contarle que le encanta a los hijos de Julio Iglesias después de que lo probaran en unos espaguetis un verano que vinieron con su padre a Marbella», nos narra el empresario. «Desde entonces, todos los meses le mandamos diez cajas de 24 botes cada una a su casa de Punta Cana», revela.

El reto inmediato de la compañía jiennense es ampliar este mismo año sus instalaciones de Alcaudete para llegar con más volúmenes a los mercados exteriores. Sus productos ya están presentes en supermercados de Inglaterra, Alemania, Suiza, Polonia, Irlanda y Estados Unidos, aunque exporta todavía a pequeña escala.

Productos Mata fabrica anualmente un millón de kilos de dulces de Navidad y 190.000 botes de conservas vegetales. Sus ventas alcanzan los 5 millones de euros. La plantilla está formada por 18 trabajadores fijos y seis fijos discontinuos, que cubren las necesidades productivas en las sucesivas campañas.

blog comments powered by Disqus