Las tartas de Sietem darán el salto a EE.UU. subidas en el trasatlántico Costco

La empresa de Camas sorprende al mercado con sus métodos de elaboración patentados

Encarna Freire / Sevilla
15/06/2015 - 8:00 h.
Las tartas de Sietem darán el salto a EE.UU. subidas en el trasatlántico Costco
l matrimonio formado por Carlos Lapetra y Alicia Casas fundó Sietem en 2003 /ABC

Carlos Lapetra Coderque, ingeniero industrial, decidió aplicar las técnicas de fabricación de automóviles en el nuevo negocio de pastelería que había creado junto a su mujer, Alicia Casas Silva, farmacéutica de formación, en el año 2003. Este cóctel aparentemente disparatado ha dado, sin embargo, jugosos frutos: Sietem, la empresa familiar, crece a gran velocidad con sus tartas y productos de pastelería congelados, que fabrica en un obrador propio, en la localidad sevillana de Camas. Su paso inminente es la exportación a Estados Unidos, donde en tres semanas presentará en sociedad su buque insignia, la tarta de fondant, buen señuelo para los paladares norteamericanos, en la Summer Fancy Food Show de Nueva York, una feria dedicada a profesionales. «Buscaremos a tres importadores para entrar en este mercado, aunque también queremos que la cadena Costco nos abra paso al otro lado del Atlántico», explica Carlos Lapetra. El gigante norteamericano de la distribución ya comercializa en España las tartas de Sietem, junto a otras grandes cadenas como ElCorte Inglés, Supermercados MAS o Meliá en el canal Horeca (hostelería, restauración y catering).

«Nosotros no tenemos stocks, funcionamos estrictamente bajo pedido, algo típico de la automoción», explica el empresario, que conoce muy bien las técnicas de los fabricantes de coches porque trabajaba en este sector hasta que decidió volcarse de lleno en su propio negocio. «Eso nos ha dado mucha fuerza, somos más polivalentes, detectamos los nuevos nichos de mercado y fabricamos muy rápido», señala. «Todo está escrito, cantidades, dosificación de ingredientes… Nuestro obrador trabaja bajo método, algo propio también de la automoción. No somos como el típico pastelero reacio a desvelar la receta, lo que le impide programar», sigue aclarando este pastelero con mente de ingeniero.

Sus métodos secretos, no obstante, están patentados y sus diseños, registrados. Así, su plato fuerte, la tarta de fondant, puede decirse que es una obra casi «perfecta» en su forma exterior, además de por su receta elaborada con bizcocho propio de Sietem e ingredientes naturales, apunta Carlos Lapetra. «Normalmente, el fondant está lleno de bollos, las tartas salen rugosas y feas. Nosotros hemos patentado una prensa especial y conseguimos una forma sin defectos. Verificamos la perfección del pastel, como se hace con un cilindro de un coche, mediante una máquina de medición por coordenadas», apunta el empresario sevillano.

Sietem llega a vender hasta 4.000 tartas diarias de sus 300 referencias. Factura 1 millón de euros y prevé llegar a 6 millones en 2019. Su táctica es seguir sorprendiendo al mercado, por ejemplo, con una insólita tarta de donuts o de fondant apilable de tres plantas que resiste incólume el transporte. Lo próximo, un helado que no se derrite a 40 grados de temperatura.

blog comments powered by Disqus