Lantia revoluciona la autoedición y entra en Big Data

Para el mayor proveedor tecnológico español del sector editorial, con sede en Sevilla, el año ha comenzado con más músculo financiero y con un importante acuerdo con Planeta

E. FREIRE / SEVILLA
26/02/2017 - 8:00 h.
Lantia revoluciona  la autoedición y entra en Big Data
Enrique Parrilla, en las oficinas centrales de Lantia, donde se desarolla el I+D /VANESSA GÓMEZ

El best seller de Lantia es un libro sobre el Betis —«Como balas de cañón»—, aunque, curiosamente, los creadores de esta empresa de autoedición son biznietos del fundador del Sevilla Fútbol Club, José Luis Gallegos Arnosa. «Como ves, repartimos cultura por igual», bromea Enrique Parrilla, ingeniero de telecomunicaciones y experto en consultoría tecnológica, que junto a su hermano Iván lanzó la firma en 2013. Más tarde se les unió un tercer socio, Chema García, para cubrir el flanco comercial. «En los últimos meses han entrado nuevos accionistas. Nuestro punto fuerte es el equipo humano y para captar talento ofrecemos una participación en la compañía», señala.

El año ha arrancado para Lantia con grandes expectativas de crecimiento. Un acuerdo con Planeta ha sido el gran aldabonazo. «Es muy importante porque ya no solo trabajamos con el mayor grupo editorial del mundo, que es Penguin Random House, sino también con el mayor grupo editorial en español», subraya el empresario. «Como empresa proveedora de servicios de tecnología, para nosotros eso supone reafirmar que no estamos aquí por casualidad, que realmente el producto y el servicio que damos desde Andalucía es de primer orden a nivel mundial».

Para afrontar los nuevos volúmenes, Lantia ha logrado reforzar su músculo financiero con el apoyo de la sociedad instrumental de la Junta de Andalucía Soprea, que respalda su expansión con casi un millón de euros. «Hemos firmado un convenio que nos ha dado muchas alas para poder optar a proyectos mucho más grandes. Tanto por los nuevos contratos como por el incremento de la capacidad operativa, prevemos triplicar o cuadruplicar las ventas este año», señala Parrilla. En 2016 la empresa facturó 2,4 millones de euros.

Gracias a otra ayuda del CDTI, Lantia ha entrado en otra línea de negocio, el internet de las cosas (Big Data), y ya ha cerrado un acuerdo importante con Telefónica en este ámbito.

Ahora que se le abren muchas puertas, el empresario no olvida una ayuda inicial «sin la que no hubiésemos llegado hasta aquí». «Éramos una empresa de software, no teníamos avales, ni naves. Habíamos pasado por dos o tres bancos que no nos tomaban en serio y estábamos un poco agobiados. BBVA fue la única entidad que nos apoyó», recuerda Enrique Parrilla.

Lantia tiene su sede en el centro de Sevilla y una planta de impresión en Camas. Su negocio principal son los servicios de autoedición, en digital y papel, para editoriales, aunque también tiene su propio sello, Samarcanda. Grandes autores, como Pablo Coelho, se autoeditan con la fima sevillana.

Otra de sus grandes apuestas para este año es la distribución de libros en papel bajo demanda, un segmento que está recobrando fuerza frente al estancamiento del libro digital. El sistema permite al librero encargar pedidos ajustados, sin necesidad de almacenar stock que no sabe si venderá. «Imprimimos y encuadernamos, y servimos en 48 horas».

blog comments powered by Disqus