La Raza celebra su sesenta aniversario con el objetivo de abrir un restaurante en Madrid

La firma hostelera sevillana negocia con propietarios de edificios singulares para extender su servicio de catering

Elisa Navas / Sevilla
03/03/2014 - 8:00 h.
La Raza celebra su sesenta aniversario con el objetivo de abrir un restaurante en Madrid
Terraza del restaurante La Raza, en La Noche en Blanco de los museos. /JUAN FLORES

Empiezan a soplar vientos más favorables para el negocio de la restauración. Ese es, al menos, el diagnóstico realizado por Pedro Sánchez-Cuerda, director de explotación del grupo La Raza, propietario de cuatro restaurantes y de un servicio de catering en Sevilla, y activo en el sector desde hace 82 años. El tímido cambio de ciclo se ha dejado sentir —a su juicio— desde el último cuatrimestre del año pasado, cuando el grupo logró aumentar su facturación un 20% «lo que nos lleva a gestionar el año con nueva ilusión», explica.

Y es precisamente este 2014 cuando su restaurante más conocido y que le da nombre al grupo, La Raza, proyecta celebrar su 60 aniversario en su inmejorable ubicación del Parque de María Luisa. Y lo materializará con una exposición que aglutine fotografías, recuerdos y cartas de platos que han jalonado estas seis décadas. Al tiempo «vamos a rescatar las cartas tradicionales de esos años para que nuestros clientes vuelvan a degustarlas», explica Sánchez-Cuerda.

Otro de sus objetivos, aún en estudio, es la apertura de un restaurante en Madrid, que sería la primera incursión permanente del grupo fuera de Sevilla, donde sí ha ofrecido su servicio de catering. En paralelo, esta empresa familiar que fundara en 1932 José Rodríguez Cala quiere impulsar su servicio de catering (abierto en 2005), que hasta ahora se ha volcado más al segmento de empresas que al de bodas, que ahora quieren potenciar. En estos momentos están en conversaciones con los propietarios de edificios singulares «tanto dentro como de fuera de Sevilla» para dar este servicio que también se oferta en su restaurante La Raza. «Queremos ofrecer un nivel alto porque así nos lo demandan nuestros clientes, aunque somos conscientes de que en estos tiempos hay que ajustar costes al máximo», sostiene.

En esta línea admite que sus precios no han subido desde 2007 y que si antes el precio de un servicio de bodas era de 100 euros por persona «ahora es de 75, como también ha bajado el precio medio que paga un cliente por almorzar que ha pasado desde los 40-50 euros por comensal a los 30-35».

La crisis no ha frenado los principales planes del grupo, toda vez que en 2011 se hicieron con la gestión de dos restaurantes en pleno centro de la ciudad: Los Corales y Entrecárceles. Los tres —junto con La Hostería del Prado— ofertan más de 1.000 plazas para comensales.

En la Hostería del Prado llevan a cabo una labor investigadora, al haberse especializado en recuperar la tradicional gastronomía de la provincia sevillana y abastecerse de productos cultivados en las proximidades (conocido como proveedores cero- y ecológicos).

Precisamente en este restaurante se celebra cada domingo y desde el año pasado el «cooking class», clases de cocina para niños mientras sus padres almuerzan. Una iniciativa «que ha tenido muy buena acogida y que llenamos cada semana», señala Sánchez-Cuerda, que remarca que existe un auge del mundo de la gastronomía gracias a los concursos televisivos.

blog comments powered by Disqus