La buena salud de los inventores del Tanagel

Laboratorios Francisco Durbán, que lleva desde 1923 fabricando medicamentos en Almería, crece más de un 50% impulsado por la exportación y las adjudicaciones del SAS

E. FREIRE / SEVILLA
03/01/2016 - 8:00 h.
La buena salud de los inventores del Tanagel
Instalaciones de Francisco Durban /ABC

Pocos saben que el conocido antidiarréico Tanagel es un fármaco andaluz que se inventó en Almería, en la rebotica de los hermanos Francisco y José Durbán Quesada, un químico y un farmacéutico. Patentado en 1923, este medicamento es el origen de Laboratorios Francisco Durbán y sigue siendo, 92 años después, su marca estrella, la segunda más vendida en España dentro de esta familia de productos. El Tanagel también abrió las puertas del mercado internacional a la empresa almeriense hace una década y se exporta ya a más de treinta países de Europa, África y puntos de Sudamérica y Asia, como México o Vietnam, según señala Rafael Durbán, gerente de esta compañía familiar, que ya está en manos de la tercera generación.

Laboratorios Francisco Durbán tiene ya en el mercado 25 fórmulas registradas para diversas patologías, de distintos formatos y presentaciones, que fabrica en sus instalaciones de El Ejido. Aquí trabaja un equipo de 38 profesionales entre técnicos (farmacéuticos e ingenieros químicos) y personal de fábrica (envasadores).

En los últimos años, la empresa ha tenido un crecimiento espectacular tras haber resultado adjudicataria de una decena de fármacos dentro de la subasta pública de medicamentos convocada por el Servicio Andaluz de Salud (SAS), entre los que se incluyen sus protectores digestivos, antidepresivos o tratamientos contra la hipertensión.

Gracias a este impulso, Laboratorios Francisco Durbán ha incrementado su facturación este año más de un 50%, hasta los 7 millones de euros, frente a los 4,6 millones de 2014, y ha batido récord con dos millones de cajas de medicamentos vendidas en el ejercicio. La evolución del negocio ha sido exponencial a partir de estos contratos públicos ya que en 2011 sus cifras de ventas anuales eran de solo 250.000 euros.

Además de sus propias fórmulas, los laboratorios almerienses fabrican productos para otras marcas y comercializan referencias de terceros. Dentro de esta parte del negocio, su próximo lanzamiento será un anticonceptivo registrado por un laboratorio alemán, que la empresa almeriense distribuirá en exclusiva en el mercado español.

El gerente, Rafael Durbán, destaca la resistencia en el mercado de este laboratorio casi centenario, que hoy por hoy es el único que queda en Andalucía, salvo dos pequeñas firmas que se dedican a un solo producto.

blog comments powered by Disqus