Infrico piensa en frío

E. Freire
02/12/2012 - 18:55 h.
Infrico piensa en frío
Infrico facturó más de 38 millones de euros en 2011

Infrico no ceja en su empeño de dominar el frío industrial. Desde su nacimiento, en 1986, no ha parado de innovar en productos y procesos de fabricación. Apoyada en esta estrategia, la empresa cordobesa ha logrado ocupar un lugar destacado dentro de su segmento de negocio, tanto en España como en el extranjero, donde comercializa ya el 40% de su producción.

La firma fue creada por un grupo de profesionales de Lucena hace más de un cuarto de siglo. Actualmente, sus propietarios son los hermanos José y Juan Torres Tenllado y Agustín Rivas. El negocio de Infrico se centra en la producción y montaje de aparatos refrigerados para la hostelería. Restaurantes y bares de cincuenta países están equipados con enfriadores de botellas, mesas y armarios refrigerados, vitrinas expositoras, abatidos o self service «made in» Lucena. La tecnología puntera cordobesa llega hasta Japón, Arabia Saudí, India o Ecuador. Todos los productos de Infrico se fabrican en su centro de la localidad cordobesa.

Actualmente, la compañía trabaja en proyectos de I+D+i para desarrollar nuevos productos a partir de materiales distintos a los empleados normalmente en el sector del frío industrial. Para ello, ampliará el departamento dedicado a investigación e innovación. Estas instalaciones disponen de medios para la realización de pruebas de aislamiento, frío, electricidad y durabilidad, entre otros. Están dotadas con salas atemperadas y controladores climáticos, humidificadores y registradores para controlar la evolución de los ensayos.

A base de I+D, Infrico ha conseguido mejorar determinados procesos de fabricación, como el de mecanizado de chapa, el sistema de inyectado de poliuretano o el diseño de mesas elevadoras- basculantes, que facilitan el montaje de elementos en los armarios refrigerados, eliminando esfuerzos y posturas incómodas. La firma tiene patentado el sistema de refrigeración de las unidades condensadoras (Infricol).

En cuanto a la evolución del negocio, durante el pasado ejercicio la facturación de Infrico se situó por encima de los 38 millones de euros. El crecimiento de las ventas ha sido continuo en la trayectoria de la empresa y, en la coyuntura actual de crisis, las expectativas más optimistas están en los mercados exteriores. Así, Infrico está ganando presencia en México, Lituania y Rusia y busca más oportunidades en el mercado asiático. La compañía cuenta con once delegaciones comerciales en España y con siete en el extranjero. Concretamente, su red en los mercados foráneos se distribuye entre Lisboa (Portugal), Mulsanne (Francia), Monchengladbach (Alemania), Birmingan (Gran Bretaña), Santiago de Chile (Chile), Casablanca (Marruecos) y Miami (Estados Unidos).

blog comments powered by Disqus