Grupo Sarria entra en las casas de los chilenos con su mobiliario europeo

La firma de Marchena logra dos contratos en el país sudamericano para equipar 750 viviendas

Encarna Freire / Sevilla
15/09/2014 - 10:25 h.
Grupo Sarria entra en las casas de los chilenos con su mobiliario europeo
Raquel Sarria, responsable de Administración de Muebles Sarria / ABC

Si aquí no se venden muebles hay que ir a otros mercados. Esta ha sido una de las decisiones estratégicas que ha ayudado a Muebles Sarria a resistir esta crisis, especialmente dañina para su sector y que ha tumbado a muchos de sus competidores. La empresa familiar de Marchena decidió hace ya año y medio implantarse en Chile, después de sondear diferentes opciones como el Norte de África, Portugal, México y Brasil. «Chile nos gustó más por la seguridad jurídica que ofrece y por el idioma», señala la responsable de Administración de Muebles Sarria, Raquel Sarria Melero.

La decisión ha sido satisfactoria. El fabricante sevillano de muebles y cocinas ha conseguido ya una importante cartera de trabajo en su primer mercado exterior, en la que destacan dos contratos de amueblamiento de sendas promociones completas de 500 y 250 viviendas. Para atender el mercado chileno la firma ha desplazado a 16 trabajadores. Muebles Sarria equipará las cocinas, baños, armarios y vestidores de estas casas chilenas con producto fabricado en Marchena, donde tiene su sede, una gran superficie de exposición de 9.000 metros cuadrados y sus tres fábricas.

El grupo creó la filial Sarria Muebles Europeos para abordar su expansión internacional, que ha puesto también ya el punto de mira en Perú. «En estos países gusta mucho el mueble europeo y las expectativas de crecimiento son grandes. En el mercado andaluz nuestra idea es mantenernos mejorando la gestión y diferenciándonos con nuestra oferta», subraya la responsable de la firma. Mantenerse no es poco en un sector que ha perdido un 50% de las ventas de promedio en España desde 2008. Tampoco se ha librado del declive la marca de Marchena, aunque en estos años de crisis el descenso de facturación ha sido del 28%, casi la mitad que el promedio.

El grupo, que incluye 22 marcas y emplea a 164 trabajadores, factura 16 millones de euros. Los muebles y electrodomésticos aportan el 65% de las ventas a Sarria y la división de climatización un 35%. La comercialización de aire acondicionado es uno de los fuertes de la compañía, uno de los líderes del mercado andaluz en este campo. Para reforzarse, la empresa de Marchena ha lanzado una nueva oferta de placas solares.

Raquel Sarria representa a la segunda generación de esta empresa familiar que fundó su padre en 1968, camino ya de celebrar el medio siglo. Francisco Sarria Aristo empezó fabricando radios y arreglando televisores con una bicicleta como vehículo de transporte por los pueblos del entorno de Marchena. Primero abrió una tienda de electrodomésticos, se fueron incorporando los hijos al negocio y decidió introducir muebles. Hoy día, además de su conglomerado marchenero, tiene otra gran superficie en Córdoba de 4.000 metros cuadrados, así como tiendas en Dos Hermanas y Sevilla de muebles a medida.

blog comments powered by Disqus