El grupo de hormigones Hoarce entra en el negocio de la distribución de útiles del hogar

La firma no ha registrado las caídas de hasta el 90% que han sufrido otros grupos del sector

Elisa Navas / Sevilla
24/02/2014 - 12:45 h.
El grupo de hormigones Hoarce entra en el negocio de la distribución de útiles del hogar
Imagen de la cantera de esta compañía en la ciudad autónoma de Ceuta /ABC

El Grupo Hormigones y Áridos de Ceuta (Hoarce) es un ejemplo de cómo se están reinventando los empresarios del sector de la construcción. Los promotores de esta compañía, que lleva 20 años operando en este segmento, abrirán una nueva línea de negocio a partir del verano basada en la venta de útiles de hogar, según revela su director-gerente, Pedro Castillo, cuya familia ostenta el 90% del capital social.

Se trata de una estrategia empresarial que se aleja de su actividad tradicional —basado en la extracción de áridos y la fabricación de hormigón— que seguirá funcionando como hasta ahora. Castillo considera que la firma debe abrirse a nuevos sectores para seguir creciendo como grupo y aprovechar otras oportunidades. «No se trata solo de dar respuesta a la demanda local, sino también a la clase alta marroquí que viene a abastecerse a nuestra ciudad», apunta. 

Esta misma fuente sostiene que en Ceuta, su mercado natural, la crisis de la construcción no ha sido tan profunda como en el resto de la Península «porque es un mercado más estable y sin grandes altibajos», aunque reconoce que desde 2010 se ha producido un progresivo bajón en el sector que actualmente alcanza el 50%. Cifra que, aunque preocupante, no ha sumado descensos del 90% como ha ocurrido en el resto del país. Castillo señala que en la ciudad el 70% de la inversión en obras procede del sector público —Estado y Ciudad Autónoma— y que durante muchos años se ha beneficiado de fondos europeos para la construcción de infraestructuras, que ahora ha descendido por los recortes públicos.

Durante los años de bonanza Hoarce ha llegado a tener 40 empleados, de los que ahora permanecen 25 y otros 7 proceden de su división de venta de material de construcción y cementos creada en 1996. Atrás quedaron los inicios cuando las familias García Fernández y Castillo decidieron romper el monopolio existente en el sector en la Ciudad Autónoma y crearon Hormigones y Áridos de Ceuta con dos trabajadores. En 2003 el 90% del capital se quedó en manos de la familia Castillo, que actualmente la ostenta. La irrupción de Hoarce en el mercado supuso un abaratamiento de un 30% en los precios existentes.

La cantera que ha explotado estos años atrás, situada en las estribaciones de la Sierra de los Bullones, está «casi agotada» y tiene una producción de 200.000 toneladas anuales de áridos, cantidad que supone el 70% del total, sacando el 30% restante de una segunda cantera ubicada en Alhaurín de la Torre (Málaga) «donde obtenemos una arena fina usada para mortero», explica Castillo.

De ambas obtuvieron el pasado año 40.000 metros cúbicos de hormigón, «cantidad suficiente para la actual demanda, aunque en años pasados extraíamos el doble para satisfacer la demanda de nuestros clientes», entre los que están FCC o Dragados.

La empresa dispone de su propia flota de camiones, compuesta por 25 y el pasado año obtuvo una facturación de 5 millones de euros, cantidad que su director gerente estima que bajará un 20% en 2014 debido a la caída de la demanda.

blog comments powered by Disqus