Delgado Zuleta refuerza su capital para abrir nuevos mercados a su manzanilla

Los 180 accionistas de la familia bodeguera acuden en bloque a la ampliación

Encarna Freire / Sevilla
29/06/2015 - 12:26 h.
Delgado Zuleta refuerza su capital para abrir nuevos mercados a su manzanilla
La bodega de Sanlúcar de Barrameda atesora 6.000 botas de vino

El socio más antiguo de la bodega sanluqueña y manzanillera Delgado Zuleta tiene 88 años y el más joven, 18 (mínimo permitido por sus estatutos). En el accionariado, de 180 miembros, hay hasta biznietos, últimos eslabones de una de las sagas vinateras más antiguas del Marco de Jerez. Está documentado que la fundación de la empresa familiar data de 1744. Un cargador de Indias de origen montañés, caballero de la Orden de Calatrava y regidor perpetuo de Sanlúcar —Francisco Gil de Ledesma y Sotomayor— inició una historia que ya dura 280 años.
Delgado Zuleta ha llegado a la novena generación y hoy por hoy conviven cuatro en la propiedad, bajo la presidencia de José María Bustillo Aguirre. La voluntad de preservar el carácter familiar de la bodega se ha visto reflejada en la última decisión adoptada por la asamblea de socios, que ha respaldado por unanimidad la ampliación de capital para impulsar un plan de expansión. El objetivo es duplicar en cinco años su cuota de exportación, que hoy solo representa un 10% del negocio total.
“Creo que es noticia que en una época de crisis, cuando todos nos apretamos el cinturón, dentro de la misma familia haya esta unanimidad”, destaca el director general, Jorge Pascual. “Delgado Zuleta es una empresa golosa: somos pequeños, pero reflejamos la tradición vinatera y tenemos un tamaño de pyme adecuado; sin embargo, quiere seguir siendo familiar”, recalca.
La ampliación prevista será de 450.000 euros para elevar el capital social hasta 2 millones de euros. Con esta inyección, la bodega se marca dos objetivos: consolidarse en el mercado nacional —que hoy aporta el 90% de su facturación—, expandiéndose fuera de Andalucía por la zona norte, Cataluña y Castilla-León, principalmente; y, “lo más significativo”, abrir nuevos mercados internacionales a sus vinos, especialmente a la manzanilla, una gran desconocida todavía para los paladares foráneos.
Con “La Goya” y “Barbiana” como marcas estrella, el vino sanluqueño aporta el 90% de las ventas de Delgado Zuleta, que alcanzaron 1,9 millones en 2014, un 4% más que en el ejercicio anterior.  El otro 10% corresponde a los vinos de Jerez (desde amontillados a Pedro Ximénez), que copan toda su exportación a 19 países.
Los nuevos destinos de expansión serán Estados Unidos y el área Asia-Pacífico (China, Corea…). La estrategia de ataque consiste, además de en la investigación de mercados y la búsqueda de distribuidores,  en unirse al “pool” agroalimentario andaluz que va de la mano de la agencia de promoción Extenda. Delgado Zuleta aprovechará el camino andado por otros empresarios muy activos en el exterior como los aceiteros. “Queremos poner nuestro vino en la mesa junto a los otros productos andaluces que cada vez gustan más fuera”.

blog comments powered by Disqus