Cruzber llega con sus portaequipajes a 30 países y pone en su ruta a EE.UU.

La firma cordobesa, líder en España, empezó en los años 60 fabricando bacas para el Seat 600

Encarna Freire / Sevilla
25/05/2015 - 8:00 h.
Cruzber llega con sus portaequipajes  a 30 países y pone en su ruta a EE.UU.
Trabajadores hacen las mediciones de un portaequipaje /ABC

Cruzber merecería salir en la serie “Cuéntame” por su vinculación histórica con símbolos sociales entrañables del desarrollismo de los años sesenta. La base de esta empresa se encuentra en el taller de construcciones metálicas que fundó Antonio Cruz en Rute, Córdoba, en  1963, justo en los albores de la televisión en España y en pleno apogeo del Seat 600. “Mi padre enfocó el negocio hacia los productos metálicos para responder a una demanda creciente de mesas de televisión, sillas y mobiliario de cocina y restauración. También vio la necesidad de fabricar un sistema para transportar las maletas en el Seiscientos cuando las familias se iban de vacaciones”, relata Gregorio Cruz, director general de la empresa, que pilota hoy con el apoyo de sus dos hermanas. De esta forma, el apellido Cruz empezó a asociarse a los portaequipajes de los coches de moda de la época, como el pequeño clásico o el Renault Daulpine, que diseñaba con el apoyo de ingenieros aeronáuticos.
Desde entonces ha pasado más de medio siglo y hoy Cruzber es el fabricante líder del mercado español y uno de los seis primeros de toda Europa, con una facturación que este año se aproximará a 8 millones de euros, según estima Gregorio Cruz. Esta previsión de negocio supone un incremento del 11% sobre las ventas de 2014, que alcanzaron los 7,2 millones de euros.
El producto estrella de la firma cordobesa son las barras de techo de aluminio o acero para el transporte de una amplia gama de objetos, como bicicletas, esquíes o cofres portaequipajes.  La compañía comercializa sus productos a través de distribuidoras y directamente a concesionarios, tiendas de recambios y accesorios, talleres y autocentros como Norauto o Feu Vert. También tiene acuerdos directos con los fabricantes de coches como Peugeot o Ford.
Las instalaciones de Rute ocupan 11.000 metros cuadrados tras varias ampliaciones. Su plantilla alcanza los 60 trabajadores directos e indirectos.
Anticiparse al mercado con una visión internacional, creando un departamento de exportación ya en 2006, ha sido la decisión estratégica que ha catapultado a la compañía, destaca el director general. Cruzber exporta ya a 30 países de los cinco continentes. Sus portaequipajes made in Rute coronan turismos y furgonetas hasta en las antípodas. Sus mercados son Australia, Nueva Zelanda, Israel, Rusia, Norte de África, Costa Rica, Colombia y Chile y la Unión Europea.
“Nuestro objetivo es ser un proveedor global. Todavía hay un gran mercado en el que nos estamos, Estados Unidos, y está en nuestra mente abordarlo a medio plazo”, explica Gregorio Cruz. “Necesitamos un desarrollo específico porque los automóviles americanos son diferentes, tienen otras dimensiones y nuestros técnicos están haciendo mediciones para ofrecer soluciones adaptadas a sus necesidades”, apunta el empresario.

blog comments powered by Disqus