Catunambú acelera su crecimiento exterior con un acuerdo en China

La firma sevillana logrará unas ventas de 19 millones de euros en 2014

L. M. R. / Sevilla
17/11/2014 - 8:08 h.
Catunambú acelera su crecimiento exterior con un acuerdo en China
Jaime Borrás, consejero delegado de la compañía sevillana / JUAN FLORES

Catunambú quiere hacer el camino inverso al que han recorrido muchas de las marcas cafeteras que han nacido en Andalucía. Mientras que firmas emblemáticas de la región eran enseñas locales que cayeron en manos de multinacionales, Catunambú quiere convertirse en una firma local que conquiste el mercado multinacional. «Tenemos unos planes ambiciosos para crecer en el exterior», afirma su consejero delegado, Jaime Borrás, quien añade: «Nuestro objetivo es alcanzar un negocio de 35 millones de euros en 2020 y que el 25% proceda de fuera de España». En este momento sus ingresos rondan los 19 millones, el 6% de la exportación (según sus previsiones de cierre de 2014).

El mercado natural de Catunambú son las provincias de Sevilla, Huelva y Cádiz, donde es uno de los líderes al estar presente en más de 7.000 bares y restaurantes. En este campo no es solo proveedor de cafés, sino que una de sus apuestas estratégicas es la formación de camareros para servir un café óptimo. Yéste es, precisamente, el «know how» que quiere llevar a otros países. De hecho, esta misma semana ha dado un paso decisivo en esta estrategia, después de firmar un acuerdo con el grupo chino Beijing Kimouhangfung International Foods & Beverage Management para asesorarle en la apertura de 250 cafeterías en las principales ciudades del gigante asiático, además de proveerles de su café. Esta compañía china posee una red de 650 establecimientos.

La firma —que importa, tuesta y envasa café con marcas como Borras, Trocadero y La Abuela— comenzó su actividad exportadora en 2010 de manera testimonial. Sin embargo, el paso decisivo lo dio un año después, al tomar el control de una empresa en Holanda dedicada al servicio técnico y a la venta de cafeteras que le ha abierto las puertas de otros mercados europeos. «A través de esta compañía decidimos participar en una feria comercial en Singapur, donde de las 37 empresas que concurrieron 36 eran italianas», rememora Borrás. Ahí comenzaron los contactos que han llevado al acuerdo con Beijing Kimouhangfung, que ha requerido varios meses de negociaciones. «En Asia ya hemos logrado contratos en Tailandia y también tenemos actividad en Estados Unidos».

Al margen de su expansión por otros mercados, el grupo también cree que es posible crecer en España. De hecho, el último hito ha sido un contrato para abastecer a toda la red de Paradores. «Valoramos mucho esta adjudicación, ya que no éramos la oferta más barata, pero sí la mejor técnicamente», apunta el directivo.

Catunambú también está inmersa en un salto adelante en su actividad industrial. El pasado verano culminó la adquisición de los terrenos y la maquinaria de la antigua fábrica de Saimaza en Dos Hermanas (una factoría abierta en los años ochenta y que en su momento fue una de las más innovadoras de Europa). Las instalaciones actuales de Catunambú están situadas en el Polígono Calonge, donde las posibilidades de expansión están limitadas, y esto le va a permitir agrupar todas sus instalaciones.

Esta compañía nació en 1897 cuando el colombiano Juan Ferrer, nacido en Antioquía, abrió un pequeño establecimiento en la calle O´Donnell de Sevilla. Bautizó su negocio con el nombre de «Catunambú», en memoria de una tribu de indios extinguida.

blog comments powered by Disqus