Bodegas Vía de la Plata sacará al mercado un nuevo cava con sabor cítrico

La bodega extremeña, amparada en la Denominación de Origen Cava, intenta evitar la estacionalidad de este espumoso

E. NAVAS
28/10/2013 - 10:27 h.
Bodegas Vía de la Plata sacará al mercado un nuevo cava con sabor cítrico
Botellas de cava /ABC

Hace 28 años se convirtió en el primer productor de cava de Extremadura y hoy comercializa ocho variedades, una de ellas rosada. Pero no quiere parar aquí. Para el próximo verano está prevista la producción de 5.000 botellas de un cava con acentuado sabor cítrico «muy refrescante», que servirá de prueba piloto, destinado exclusivamente la sector hostelero. Si el resultado es satisfactorio, la firma extremeña aumentaría la producción, según revela el gerente de la bodega, Luis Miguel Calleja.

Se trata de una nueva fórmula que permita evitar la fuerte estacionalidad que sufre el cava en España. «Queremos que se convierta en una bebida más, de la que se pueda tomar una copa», sin que haya un acontecimiento especial de por medio, comenta esta misma fuente.
Bodegas Vía de la Plata sigue así las recomendaciones del Consejo Regulador del Cava -organismo de control dependiente del Ministerio de Agricultura-, que ha animado a los productores de esta bebida a sacar nuevas variedades para impulsar el consumo. Actualmente, Vía de la Plata pone en el mercado 200.000 botellas anuales siguiendo métodos artesanales y donde la calidad prima por encima de todo.

El éxito de estos espumosos elaborados en Almendralejo, única localidad extremeña autorizada por el Consejo Regulador, es tan significativo que las cuatro bodegas productoras existentes en el municipio piden a los agricultores que aumenten las hectáreas de viñedos para satisfacer la demanda. En esta línea, Calleja recuerda que la producción se agotó en febrero, casi toda en el mercado nacional, «y ello sin tener en cuenta la demanda internacional que no para de crecer».

La bodega pertenece a la familia Escaso, muy conocida en toda la región, ya que lleva 71 años dedicada al mundo del vino y que va ya por la tercera generación. Suya es también la bodega Hijos de Francisco Escaso, fundada en 1942 en Fuente del Maestre, donde sigue radicada. Si por aquellos años comercializaba vinos a granel, desde 1980 vende sus caldos en botellas, al instalar una planta de embotellado. En 1994 acometió una profunda remodelación de las instalaciones para aumentar la calidad de sus vinos, mejoras que continuaron en 2002, al incorporar un proceso de automatización con capacidad para llenar 3.200 botellas a la hora.

Merced a estos continuos avances, hoy produce tintos (80% del total), blancos (15%) y rosados (5%), que reposan en las 300 barricas de roble americano, y de las que se obtienen alrededor de un millón de botellas anuales, el 95% de las cuales se venden en España.
Conscientes de que solo un 5% de la producción sale al exterior, sus responsables han realizado una apuesta de internacionalización del producto. «Ya este año hemos exportado lo mismo que los seis anteriores», explica su gerente.

Al igual que lo que ocurre con el cava, también las bodegas de Hijos de Francisco Escaso van a estrenar un nuevo caldo la próxima primavera. Se trata de un vino joven, envejecido en roble, con un toque de madera. Entre sus vinos en cartera figuran el Villarcal reserva, el crianza y el envejecido en roble, así como Villarcal blanco, todos ellos procedentes de sus propios viñedos que ocupan una superficie de 146 hectáreas en Fuente del Maestre.

Ambas bodegas alcanzaron una facturación conjunta de 1,46 millones de euros en 2012, cantidad que podría alcanzar los 1,84 millones al cierre del presente ejercicio.

blog comments powered by Disqus