Bodegas Mezquita se lanza a franquiciar para crecer en el mercado nacional

«La crisis ha cambiado las condiciones. Ahora hay más posibilidades de acceder a locales a precios razonables»

Granada Hernández Pacheco / Sevilla
14/04/2014 - 8:00 h.
Bodegas Mezquita se lanza a franquiciar para crecer en el mercado nacional
El consejero delegado, Baldomero Gas,, en uno de los establecimientos / ABC

 

Bodegas Mezquita, que comenzó su actividad de distribución de vinos y licores en 1960, ha cerrado 2013 con una facturación de 1,6 millones de euros, un 4,2% más respecto al 1,5 de 2012. Para 2014 prevé seguir creciendo en torno a un 5%. Un éxito que para el consejero delegado, Baldomero Gas, se debe a la excelente reputación: «Ni los precios de la carta, ni el ticket medio por persona ha subido, pero sí lo ha hecho el número de clientes. La satisfacción general del cliente, el boca a boca y todo ello apoyado en una estrategia de marketing online muy acertada para darnos a conocer, nos ha permitido aprovechar esa reputación para multiplicar el número de clientes».

La compañía, que cuenta con dos tabernas en propiedad en Córdoba, terminó de diseñar su sistema de franquicias a finales del pasado noviembre con el que espera seguir creciendo y expandir por el territorio nacional la gastronomía andaluza, y la cordobesa en particular. Un plan en el que ha invertido 30.000 euros para adaptar su modelo de negocio al de franquicia, mejorar la imagen corporativa y el diseño de los locales, y darse a conocer. 

La facturación media de una franquicia de Bodegas Mezquita rondará los 450.000 euros al año y generará alrededor de seis empleos. Pero para ello es fundamental la buena ubicación del local «que tiene que estar en primera línea», señala Baldomero Gas, y tener unas dimensiones de unos 70 metros cuadrados más terraza, o entre 100-1.400 metros cuadrados si carece de espacio exterior. La inversión necesaria para poner en funcionamiento la franquicia se sitúa en los 1.200 euros por metro cuadrado, para locales ubicados en poblaciones con más de 120.000 habitantes.

La crisis ha cambiado el panorama y las condiciones para los franquiciados. Ahora hay más posibilidades de acceder a más locales a precios razonables, lo que es muy positivo para la expansión, pero el acceso al crédito sigue siendo una dificultad», explica el directivo. De ahí que la empresa haya firmado un acuerdo con el BBVA para ofrecer condiciones ventajosas a los futuros franquiciados en productos financieros como líneas de crédito, seguros, tarjetas de crédito, terminales de pago (TPV), líneas de pago (TPV), líneas de financiación ICO, etc.

«Llevamos unos meses con este proyecto y ya hemos recibido bastantes peticiones de información, fundamentalmente de Andalucía y Madrid. Calculamos que en este año se abrirán unas tres franquicias». Cara al segundo año, la empresa seguirá apostando por el crecimiento peninsular y el fortalecimiento de este nuevo modelo de negocio, para una vez consolidado, dar el salto fuera de España, lo que está previsto para 2016

A lo largo de estos años esta empresa cordobesa ha conseguido mantener la plantilla, actualmente en 28 personas, apostando por la eficiencia. «Para nosotros es muy importante el equipo humano, por lo que solemos invertir en formación, tenemos un sistema de coaching para restaurantes y contamos con un plan de incentivos por objetivos. Se nota que el equipo está a gusto y es capaz de hacer pasar al cliente un rato agradable lo que, en conjunto, contribuye a elevar las ventas», explica el directivo, que desde 1998 ha trabajado en la transformación de la empresa en el modelo actual.

No obstante, pese a la situación económica actual, la restauración en su conjunto es uno de los sectores en crecimiento: representa el 1,2 por ciento del PIB y genera más de 100.000 empleos a través de los más de 5.500 locales operativos en España. Y dentro del segmento de la franquicia, el 14 por ciento pertenece al sector de la restauración. Un modelo, el de crecer con el sistema de franquicias, que están siguiendo otras marcas andaluzas como Tabernas del Volapié, que comenzó con un local en Fuengirola y ya cuenta con establecimientos en Málaga (2), Benalmádena (1) y Córdoba -el primer local en régimen de franquiciado-. O el caso de Bodegas Campos con el lanzamiento de Pick & Stay, a medio camino entre taberna y bar de tapas.

 


 

 

blog comments powered by Disqus